Haz tu yogurt de coco en 3 pasos

Yogurt de coco

Amo el coco y la consistencia del yogurt. Con esta receta puedo disfrutar los dos al mismo tiempo. 

Además de saber delicioso estarás llenando tu cuerpo de bacterias buenas (importantísimas para tu digestión y sistema inmunológico) y disfrutando de un yogurt libre de lácteos y maltrato animal. Oh yeah! 

INGREDIENTES: 

  • 1 taza de leche de coco 
  • 1 cápsula de probióticos 
  • Stevia, miel de maple o miel de abeja 

PROCEDIMIENTO: 

  1. Abre la cápsula de probióticos y mézclala con la taza de leche de coco. Los probióticos los encuentras en las farmacias y tiendas naturistas, tienen que ser de buena calidad para que fermenten la leche de coco. 
  2. Deja reposar la mezcla entre 6 y 10 horas para que se forme el yogurt. Busca un lugar cálido en donde no le de directamente la luz. Si lo quieres tapar hazlo con una servilleta o una tela de algodón para que pueda respirar (no lo tapes herméticamente). Si vives en un lugar frío puedes meter la mezcla al horno y prender la luz (¡ojo! no prendas el horno, solo la luz). 
  3. ¡Dale un toque de sabor y nutrición! Endúlzalo con miel o stevia y agrega fruta, granola, nueces, cacao, goji berries, etc. 

NOTA: Si quieres que el yogurt te quede más espeso entonces antes de agregar los probióticos calienta 1 taza de leche de coco con 1/2 cdita de agar y mezcla hasta que hierva. Deja enfriar, agrega la cápsula de probióticos y continúa con los pasos 2 y 3. 

Es una excelente opción como snack, postre o un desayuno ligero. A mi me fascina con moras, miel y granola.