Disfruta una piel más sana y firme

Me acuerdo perfecto cuanto tenía 16 años y me di cuenta que tenía celulitis... ¡casi me muero! Mi celulitis no llegó a ser una tragedia en  mi vida pero siempre me molestó, por supuesto que compré todas las cremas anticelulitis e hice cualquier cantidad de tratamientos para eliminarla. Algunos tratamientos servían si los hacía (y pagaba) constantemente, pero en cuanto los dejaba... todo regresaba a la normalidad. El día de hoy tengo 31 años y mi celulitis desapareció, mi piel se ve mejor que nunca y me siento con más energía y vitalidad que cuando tenía 16. 


¿Qué ha cambiado en estos años?   Básicamente, transformé mi alimentación, me deshice de las cremas y tratamientos e incorporé rituales de belleza NATURALES a mi vida.  

Un ritual de belleza es un momento que te dedicas  para  cuidarte, embellecerte y desintoxicarte. Yo soy amante de los rituales de belleza naturales ya que además de los beneficios particulares que cada ritual ofrece, también ayudan a crear espacios para consentirte y relajarte.  Uno de mis rituales favoritos es cepillar mi piel en seco. 

Cepillar tu piel tiene increíbles beneficios: 

  • Estimula los órganos de desintoxicación.  
  • Remueve capas de la piel que ya están muertas. 
  • Ayuda a limpiar el sistema linfático.
  • Mejora la circulación.
  • Ayuda a que la piel se vea más tersa y firme.
  • Disminuye la celulitis. 
  • Elimina toxinas. 
  • Mejora la apariencia de la piel. 

¡Pruébalo! Es sencillo y económico. Lo único que necesitas es un cepillo de cerdas naturales y 5 minutos antes de meterte a bañar. 

Cepilla tu piel cuando este seca, empiezando por tus pies y subiendo por todo tu cuerpo. En el área del estómago has movimientos circulares. 

Te recomiendo hacer esto por lo menos 5 días a la semana y si es diario todavía mejor.

Ponte la meta de cepillar tu cuerpo durante y mes. Verás que la apariencia de tu piel mejorará (sobre todo si nutres tu cuerpo con comida natural). Verás que la apariencia y textura de tu piel mejorará.

Acuérdate que es un ritual, así que trata de que los 5  minutos que pases cepillando tu piel sea un momento relajado y agradable :)