Y de repente me cambia la vida...

A lo largo de mi vida he tenido muchos cambios, sorpresas y transformaciones pero definitivamente esta ha sido la más poderosa...

Estoy feliz de compartir con ustedes grandes noticias... ¡tengo 5 meses de embarazo y voy a ser mamá! 

Para alguien que ha vivido 7 años viajando por el mundo, sin responsabilidades y en completa libertad recibir la noticia fue un shock bastante fuerte. Tenía ganas de ser mamá pero no me imaginaba todo lo que iba a tener que dejar ir para traer y cuidar a otro ser en este mundo (y eso que este "viaje" apenas comienza). 

Después de un tiempo el shock inicial fue transformándose en aceptación y entrega. Y las últimas semanas he empezado a sentir muchísima gratitud y felicidad. Ademas del shock, creo que los cambios hormonales de los primeros meses hacen que las emociones sean todavía más intensas y difíciles de manejar. 

Estar embarazada ha hecho que muchas de las enseñanzas espirituales y de meditación que he recibido en los últimos años las tenga que poner en práctica; la meditación y el yoga han sido una gran herramienta que me ayudan a estar presente, conectar con el bebé y disfrutar el momento. 

Sentir una vida moviéndose y desarrollándose dentro de mi ha sido increíble, nunca antes me había sentido tan completa y últimamente siento como si fuera por el mundo en una burbuja flotando con mi bebé. Cada día empiezo a sentir mayor amor y conexión con él. 

Hoy me siento más empoderada y fuerte que nunca. Enfocándome en disfrutar el presente al máximo mientras me organizo y hago preparativos para lo que viene. Cada vez desarrollo más respeto por mi cuerpo, su increíble capacidad de creación y por las mujeres. 

¿Y LA PARTE FÍSICA?

En el primer trimestre tuve un poco de náuseas, antojos y cansancio, pero afortunadamente desaparecieron rápido y los últimos 2 meses me he sentido excelente y los antojos desaparecieron. Trato de escuchar a mi cuerpo y descansar lo más que puedo. 

Comienzo mis mañanas con un jugo verde y como más tubérculos orgánicos como camote, chayote y zanahoria ya que ayudan a formar el sistema nervioso. También consumo más alimentos altos en silicio como avena, trigo sarraceno y amaranto. El coco (el agua y la carne) también es un gran alimento para las embarazadas. 

Mi digestión se ha vuelo más lenta por lo que mi siento mejor comiendo porciones más chicas y agregar más snacks a lo largo del día. 

Fotos por Rodrigo Valero-Puertas http://www.rodrigovaleropuertas.com

Fotos por Rodrigo Valero-Puertas http://www.rodrigovaleropuertas.com

Mi práctica de yoga también ha cambiado muchísimo y creo que ha sido parte fundamental de mi embarazo. Me ayuda a sentirme bien en mi cuerpo, a estar más presente y relajada y a sentirme más conectada con mi bebé. ¡Disfruto muchísimo crear nuevas secuencias y meditaciones ideales para el embarazo! Es increíble como un nuevo mundo de posibilidades se está abriendo en mi vida. 

Siento que en el futuro este nuevo amor y pasión también se verá reflejado en mi trabajo y empezaré a compartir sobre nuevos temas como el embarazo, fertilidad, bebés y más. Por lo pronto ya estoy planeando grabar videos de yoga y meditaciones prenatales y compartirles mis recetas favoritas para este momento de la vida.  

¡Es un momento mágico! Me siento llena de creatividad, inspiración y amor y mi deseo es poder compartir más y más con todos ustedes. 

Todos estamos conectados y agradezco muchísimo todas sus muestras de cariño, de amor, oraciones y sus buenos deseos, mi bebé y yo también les mandamos todo esto de regreso. ¡Siento que vienen buenos tiempos y me encanta que sean parte de esto! 

                                                                                                ¡Con mucho amor y gratitud!